• Campaign for Christ Int'l

Evolución: ¿El Evangelio de una Religión? La Importancia de Saber que Somos Creados

Updated: Jun 1



En nuestro video más reciente de la Serie Preguntas Difíciles, Josiah Alway respondió a una pregunta que le fue hecha a uno de nuestros suscriptores. Esa pregunta es, “¿cómo sabes que el Cristianismo es la religión verdadera?” Sin duda una pregunta muy interesante.


Si Usted tuvo la oportunidad de ver el video, claro está que a estas alturas ya sabe la respuesta. No la revelaré toda para no estropearle la expectativa a los lectores que aún no han visto el video, pero tiene que ver con una Persona. Ahora, pueda ser muy obvio de quién estamos hablando, pero vea el video, porque contiene mucho más.


¿Hacía Dónde Vamos?


Al presentar dicho video en nuestro boletín del mes de mayo, mencionamos lo siguiente, “¿cómo vamos a saber hacia dónde vamos si no sabemos de dónde venimos?” Y hay verdad en esta aseveración. Se me dibuja una sonrisa al recordar un chiste, el cual utilizaré para ilustrar este punto. Se trata de un anciano con la enfermedad de Alzheimer, quien se encuentra a la mitad de las gradas en su casa. Mientras admiraba el espléndido tallado en la madera del pasamanos del cual estaba firmemente asido, alzando sus ojos en duda de repente exclama a gran voz, “¡Querida! ¿Sabes si yo estaba subiendo o estaba bajando las gradas?” Y aunque esta jocosa historia es más elaborada, me detendré aquí para resaltar lo siguiente. Este añejo caballero estaba en medio de un viaje, ¿era un viaja hacia arriba o un viaje hacia abajo? Ciertamente sabría la respuesta si tan solo recordara de dónde vino, información oscurecida por su hipotética condición médica.


Hoy en día todos nos encontramos en medio de un viaje. Así com Abraham salió de Ur de los Caldeos con rumbo hacia la tierra prometida, todos somos llamados a una herencia eterna: Dios mismo. Pero muchos ni siquiera comienzan el viaje, y otros se extravían a mitad de camino. Se comienzan a preguntar, “¿voy hacia arriba o voy hacia abajo?” Sus vidas están tan desorientadas cual piloto en medio de densas nubes.


Cuando un piloto aviador está en tal situación, él depende completamente en los instrumentos de la aeronave para ser orientado, para saber si está derecho o si está inclinado, ya que le es difícil al cerebro discernir la posición corporal sin el estímulo visual y espacial (tener los pies sobre la tierra).


Muchas vidas están cabeza abajo porque no utilizan los instrumentos que Dios nos ha dejado para orientarnos, como ser la Creación, la Biblia, Su Espíritu Santo, el consejo piadoso, entre otros. Estas vidas se sumergen en todo tipo de pecado, como ser inmoralidad, avaricia, mentiras y demás. Florecen la depresión, la ansiedad y la falta de propósito. ¿Por qué? Sencillamente la gente no sabe hacia dónde se dirige porque muchos han olvidado y negado de dónde venimos: nuestro origen es Dios.


Pero sabemos nuestro origen, leemos acerca de ello en Salmo 100:3, “Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos.” Somos creación de Dios, es Él quien nos llenó de vida y nos hizo especiales, muy aparte y muy diferente a cualquier otra criatura creada, porque Dios nos hizo a Su imagen y semejanza, con la habilidad de tener comunión con Él.


La Biblia nos advierte acerca de aquellos que negarán la existencia del Todopoderoso. Leemos en 2 Pedro 3:3, “sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias.” Y en el versículo 5 dice, “Estos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste.” Leemos también en Salmo 14:1, “Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.


¿Por qué hay quienes niegan la existencia de Dios? Pedro especifica que aquellos que voluntariamente ignoran los hechos de la Creación andan según sus propias concupiscencias. David añade que estas personas se han corrompido y hacen obras abominables. La existencia de Dios implica un sólido fundamento para anclar la moralidad, y por ende, la existencia de Dios demanda inevitablemente que dicha moralidad sea cumplida y respetada. Dios es un inmenso obstáculo e impedimento para aquellos que quieren vivir una vida inmoral y pecaminosa.


Y estas personas que niegan a Dios han encontrado refugio bajo el árbol de la ciencia. Poco a poco, lenta pero constantemente la ciencia ha sido contaminada por ideas seculares a tal grado que hoy en día muchos científicos aseguran que Dios y la ciencia son entidades mutuamente excluyentes, Es decir, o cree en Dios o cree en la ciencia. Una falacia de bifurcación, un falso dilema. La ciencia verdadera siempre confirmará y estará en armonía con Dios.


Al preguntarse acerca de nuestros orígenes y de dónde venimos, los que niegan a Dios necesitaban una explicación sin Dios para poder responder a esa pregunta. Consecuentemente, fue a mediados del Siglo XIX que Charles Darwin introdujo el concepto de la evolución y la selección natural para explicar nuestra existencia desde el punto de vista de la biología. Más adelante, en los 1920s el modelo Big Bang (Gran Explosión) fue introducido para explicar el origen del universo desde el punto de vista cosmológico.


La falsamente llamada “ciencia” de la evolución, descrita de manera sencilla, dice que los organismos evolucionan (cambian) a medida que pasa el tiempo para ajustarse a su entorno y poder sobrevivir. También afirma que toda forma de vida vino de un solo ancestro común que evolucionó de sustancias inertes. La explicación para estas sustancias inertes la provee el Big Bang, que dice que todas las cosas en el universo se originaron de una explosión de partículas subatómicas que luego formaron átomos que comenzaron a reaccionar entre sí para formar cosas. Ambas “teorías” niegan a Dios y los hechos descritos en Génesis.


Hoy en día, la evolucion es la única doctrina que se enseña en la vasta mayoría de escuelas y colegios públicos alrededor del mundo. Y sí, no escribí “teoría,” escribí “doctrina” porque en mi opinión, la evolución es el evangelio de la religion llamada Ateísmo.


¿Es el Ateísmo una Religión?


Según el diccionario Merriam-Webster, transliterando del inglés, ateísmo se define como ”la falta de creencia o fuerte incredulidad a la existencia de un dios o de dioses.” También se define como “la posición filosófica o religiosa caracterizada por no creer en la existencia de un dios o de dioses.” La Real Academia de la Lengua Española lo define como “que niega la existencia de cualquier dios.” Consultando fuentes de ateísmo, ellos niegan que sea una religión y hacen la aclaración de que el ateísmo no es una creencia afirmativa, tampoco una incredulidad, sino más bien una ausencia de creencia en dioses.


Una religión es definida como “un conjunto de creencias, un sistema cultural y de cosmovisión que relacionan a la humanidad con cierto orden de existencia.” También es definida como “un sistema de fe y de adoración.“


Por definición, el ateísmo ciertamente cumple los requisitos para ser considerado una religión. Ellos tienen un conjunto de creencias, ellos tienen una cosmovisión bien definida, tienen fe en algo que no puede ser comprobado a cabalidad y que carece de testigos oculares. Ellos muy fácilmente aceptan la protección que ofrece la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la cual protege el libre ejercicio de la religión, y además están amparados por la ley norteamericana bajo un proyecto de ley de libertad religiosa que fue firmado por Barack Obama en 2016 (Frank Wolf International Religious Freedom Act of 2016).


Considerando lo anterior y el hecho de que existen religiones no-teístas (que no tienen un dios) como ser el Budismo y el Jainismo, el Ateísmo encaja perfectamente en la descripción de una religión, y han utilizado la ciencia, manipulándola para justificar sus creencias (o ausencia de tales) y para sutilmente esparcir esa incredulidad y condenar e insultar a todo aquel que se atreva a decir que Dios y la ciencia pueden coexistir.


El famoso científico ateo Richard Dawkins frente a un autobús de transporte público con propaganda atea en el Reino Unido.

El Adoctrinamiento de la Nueva Generación


Durante una de nuestras campañas en los Estados Unidos, sucedió algo que ha quedado latente en mi memoria. Tuve la oportunidad de hablarle a un grupo de niños, calculo que sus edades eran entre 4 a 9 años de edad. Les preparamos un show de títeres y al finalizar les pregunté cuántos de ellos habían escuchado antes de la Creación. Nadie levantó la mano. ¡Ninguno! Pueda ser que eran tímidos, o tal vez no entendieron la pregunta...sin embargo todos ellos escucharon acerca de la Creación en ese día, cómo Dios creó a cada uno de ellos formidable y maravillosamente, y cómo creó las montañas, los mares, las plantas, los animales y todo cuanto existe. Ese día escucharon que tienen un Padre Celestial, que tienen un propósito en esta vida, una meta a la cual llegar, y una herencia eterna si están dispuestos a esforzarse por ella. Más tarde en ese mismo día, escuché la conversación que uno de los miembros de nuestro equipo de voluntarios tuvo con un joven. Este adolescente creía que evolucionamos de los monos y que somos meramente animales superiores.


Animales...¡ah, pero no cualquier animal! Animales superiores. ¿Podríamos decir que los estándares morales de nuestra sociedad están también al nivel de animal? Con certeza. Tal vez alguien me corrija diciendo “en nivel de animal superior, por favor.”


A las nuevas generaciones se les está enseñando, adoctrinándoles de que la vida simplemente apareció, que Dios no existe y que sólo los más aptos sobrevivirán...la doctrina que el ateísmo les enseña. Hace un par de días un colega comentó que estamos viviendo un proceso de “selección natural” con esta pandemia, y que solo los “más aptos” sobrevivirán. Esta doctrina definitivamente se ha vuelto popular. El problema aquí no son los intentos científicos sinceros para lograr entender el mundo que nos rodea, no. La ciencia verdadera revela y apunta hacia Dios, la ciencia verdadera glorifica a Dios. El problema es que ahora la “ciencia” es utilizada engañosamente como un ataque directo a la religión, lo cual en realidad es un ataque directo a Dios. Los ateos se ponen “la bata de científico” y argumentan que su punto de vista es meramente científico, pero en muchos casos son ellos quienes atacan primero a Dios cuando se les sugiere la posibilidad de un Diseño Inteligente, de Complejidad Irreducible o Causalidad Inevitable. Se llenan de ira, con odio evidente en sus ojos, y comienzan a lanzar comentarios llenos de desdén y de burla.


Evolución ¿Es realmente una Teoría?


Como médico, pasé una gran cantidad de años, más de una década (y continúa) siendo entrenado en la ciencia. Tuve que leer y aprender acerca de la Biología, Química Orgánica, Bioquímica, Embriología, Anatomía, Fisiología, Psicología, Patología, Genética y podría seguir añadiendo a la lista. Fui entrenado para utilizar el método científico y para conducir estudios clínicos.


Recuerdo que una hipótesis es una conjetura educada, una idea o explicación basada en la observación, la cual luego será probada a través de experimentos. Una teoría es el siguiente paso, es una explicación que se ha probado repetidamente y ha sido verificada utilizando el método científico.Y después de repetidas verificaciones, una teoría puede adquirir el estatus de “ley.” Esta es la ciencia que me fue enseñada en la Escuela de Medicina. No estoy seguro si en la rama de la Biología manejan una definición diferente o simplemente un grupo de individuos utilizan el engaño para fines ulteriores, porque siempre encontré una evidente discrepancia en llamar a la evolución una “teoría.” Científicamente, la evolución no ha sido probada y verificada repetidamente. O ¿cuándo fue la última vez que a su perro le salieron alas para finalmente atrapar esa pelota en el aire? O dicho de otra forma, ¿cuándo fue la última vez que una especie se transformó en otra totalmente diferente delante de nuestros ojos? Ah, pero el ateísmo necesita afianzarse de una teoría, no de una mera hipótesis.


Pero, ¿qué sé yo acerca de la biología? A fin de cuentas, sólo soy médico. La bióloga marina Karina Altman afirmó que, “La evolución viola la ley de la biogénesis, la cual en esencia dice que la vida no puede provenir de lo que no es vida. También viola la ley de causa y efecto, la cual dice que nada ocurre por el azar. Viola la Primera Ley de Termodinámica que establece que la energía no puede ser creada ni destruida y también viola la Segunda Ley de Termodinámica que establece que todas las cosas tienden hacia un estado de más desorden (entropía).”


Le pedí a mi querida amiga Siri que buscara por mí la definición de “doctrina” (les ruego disculpen la informalidad de este párrafo). “Ella” me dijo que es una creencia o conjunto de creencias sostenidas y enseñadas por una iglesia, un partido político u otro grupo. Me parece que esta definición le va mejor a la evolución que la palabra “teoría,” y en futuros artículos hablaremos con más detalle acerca de la evolución.


Es probable que muchos no estén de acuerdo conmigo, y respetaré su posición. Este artículo expresa mi opinión y lo que he observado al ser entrenado en la ciencia de la medicina. El propósito de este artículo no es convencer a evolucionistas o a algún ateo de que la evolución es muy carente como teoría; pues ellos, tal como los hechiceros de Faraón ante Moisés y Aaron, usarán sus “encantamientos” inventando explicaciones muy imaginativas para seguir aferrándose a sus creencias (o ausencia de ellas), dando como resultado la persistencia de su corazón endurecido. Sólo el mismo Dios que ellos niegan puede abrirles los ojos.

El propósito de este artículo es hacer conciencia a los Cristianos, en especial aquellos que son padres y cuyos hijos asisten a la escuela pública, exponiéndoles la guerra espiritual que se está llevando a cabo en el campo de la ciencia, la cual está siendo manipulada para promover la religión del ateísmo.


Por Qué Esto Es Importante


El problema entre la Creación y la evolución no es uno científico, sino espiritual. ¡Y es por esto que es vitalmente importante que todos nosotros sepamos de dónde venimos, que somos creados y que el Dios de los cielos, el Gran YO SOY existe! Que la nueva generación sea instruida en la verdad, sin dejar lugar a dudas. Muchos cristianos, no todos pero muchos, por largo tiempo han desatendido la instrucción de los niños y jóvenes en la ciencia básica, y por ende, los inconversos se han encargado de ello presentando el ateísmo a través de la evolución.


¿Es la ciencia algo importante para el Cristiano? Daniel era “enseñado en toda sabiduría, sabio en ciencia y de buen entendimiento.” El rey Salomón adquirió toda la sabiduría dada por Dios a través de observar la creación (utilizó lo que hoy llamamos el método científico). El rey David escribió, “¡Oh Jehová, Señor nuestro, cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra! Has puesto tu gloria sobre los cielos; cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” David conoció más de Dios al considerar la creación que le rodeaba. Muchos científicos de renombre creían en Dios. Algunos ejemplos son Isaac Newton, Michael Faraday, Lord Kelvin, Robert Boyle, Louis Pasteur, entre otros. Repito, la ciencia verdadera confirma la Biblia y da gloria a Dios.


La creación es fiel testigo de la gloria de Dios. Estudiar las leyes que la rigen, la ciencia verdadera, revelará la sabiduría infinita de nuestro Creador.

Si las generaciones venideras son convencidas de que nos hicimos a nosotros mismos y de que no hay Dios, ¿cómo serán guiados a conocer a su Creador y encontrar vida eterna en la redención a través de Cristo Jesús? Si ellos no creen en el primer libro y en el primer capítulo y primer versículo de la Biblia, ¿cómo van a creer el resto de ella? ¿Cómo evangelizaremos a alguien que cree que Génesis es una mentira? Pueden llegar a pensar, “después de todo, el Evangelio es parte del mismo libro.” Las nuevas generaciones necesitan saber de dónde venimos para que sepan con certeza hacia dónde nos dirigimos, nuestros hijos e hijas deben saber que han sido creados por un Dios amoroso y justo, y que no nos hicimos a nosotros mismos. Deben aprender acerca de las maravillas de Dios a través de la creación, cómo Él se revela a través de ella, así como David lo describió. Deben escuchar y aprender que en el principio creó Dios los cielos y la tierra. Esta es la semilla, a partir de aquí todo se despliega. ¡No permitamos que el enemigo de nuestras almas robe esta preciosa semilla!


En Campaña por Cristo, creemos que el Señor se manifiesta a través de Su creación y de la ciencia verdadera, y que la ciencia falsa dirigida por el ateísmo llevará a la destrucción espiritual. Por tanto, comenzaremos una nueva serie de videos y de artículos en los cuales compartiremos hechos científicos y recursos disponibles provistos por científicos piadosos que demuestran cómo la ciencia vista desde la perspectiva Divina comprueban la Biblia y apuntan hacia el diseño inteligente del Creador.


Esperamos que esto sea de bendición para muchos, y una ayuda al proveerles recursos al alcance, haciendo la labor de investigación y recopilación de información para todos aquellos que no cuenten con el tiempo para hacerlo. Por favor comparta este artículo y tenga la libertad de comentar al respecto en la sección provista dentro del blog. ¡Que podamos maravillarnos en la sabiduría infinita de nuestro Dios, manifiesta en Su Creación!

—Dr. Fidel Reyes

58 views1 comment

©2020 Campaign For Christ International.

Campaign for Christ International is a registered 501(c)(3) non-profit organization